Tino Calabuig // Mata Caín

Exposición
del 16 de Octubre al 22 de Diciembre de 2019

El artista Tino Calabuig nos interpela a una reflexión secular sobre la violencia, la crueldad y el rencor de los seres humanos. Su obra troncal opera sobre los contextos políticos y humanistas, sobre los textos sagrados y los mitos, sin por ello desprenderse de una contemporaneidad que, pese a que esta instalación recoge obras realizadas desde los 70, lo cierto es que, atendiendo a la materialidad y el encaje visual, su representación navega en los cauces más audaces de la escena actual del arte.

Su obra opera en los marcos conceptuales donde el conjunto de obras que nos brinda esta instalación revisita el periodo netamente franquista de nuestra historia reciente que no ha sido sanado, ni superado a día de hoy.

La Instalación Mata Cain escenifica a grandes términos, un tribunal sumarísimo con una puesta en escena cargada de acritud, acidez y no exenta de controversia dada la reactivación de los fascismos en el contexto de todos los territorios del estado Español. Aun así, el artista propone una necesaria sanación, una verbalización y una reflexión que nos indaga quirúrgicamente, en la construcción de una identidad como pueblo sobre lo que somos y lo que podríamos llegar a ser si logramos avanzar hacia una verdadera fraternidad.

Mata Cain ahonda en los testimonios vivos, las vivencias que afectan a el artista T. Calabuig y pone ante un jurado criminal, las evidencias de unos testimonios incuestionables. La propuesta hace que el espectador penetre en este juicio como parte observadora, testimonial y su vez participe en cuanto a que aquello que nos afecta, irreversiblemente nos obliga a participar activamente en el proceso. Nadar sobre la ausencia de ética de los acontecimientos bárbaros, nos otorga una oportunidad de verificación tangible y de cosmogonía de aquellos símbolos que cargan sobre nuestra identidad como pueblo con una memoria silenciada, incomoda, pero profundamente necesaria de revisitar para poder enterrar definitivamente el odio.

La obra de Tino Calabuig tiene el don de manejarse desde lo concreto a lo universal y por eso este Mata Cain, traspasa la historia concreta de un territorio y propone una arquitectura consciente del acto repetitivo de la maldad. ¿Estamos construidos para exterminarnos, para refortalecernos en el rencor, para agotar el mínimo atisbo de piedad? o simplemente esta sociedad está condenada irremediablemente a repetir incansable el horror y la ausencia de empatía con el otro sin un mañana. Calabuig cree que hay una oportunidad, pero esta pasa antes por reconocernos, dejar de señalarnos y operar en los márgenes de la necesaria sanación. Un arte que trasciende es el que nos sujeta la camisa para que no avancemos tan deprisa sin haber reflexionado antes por lo que hemos pasado como sociedad.

Tino Calabuig es un artista Español que nace en un Contexto político/ histórico de postguerra 1939 que determinó su construcción como artista, Estudió pintura en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando. Fue uno de los impulsores del movimiento democrático de los artistas plásticos en Madrid y cofunda, junto a Alberto

Corazón, el Taller Redor en 1970.

Reseñar que, pese a sus influencias europeas, su obra se ve afectada por la incursión del arte Norteamericano, se trasladó a Estados Unidos gracias a una beca Fulbright que le permitió cursar un máster en Fine Arts en el San Francisco Art  Institute (1965-66)

F.Brives