26 Fe // Sociedad de Collage de Madrid

21 de septiembre a 29 de octubre de 2017

26Fe es una exposición colectiva de la Sociedad de Collage de Madrid sobre el ferrocarril, el hierro, el trayecto, el paisaje, la memoria, los caminos y el recuerdo. Veintidós collages sobre papel de miembros de la Sociedad y artistas invitados que reflexionan sobre la experiencia del viaje entendido como un fin en si mismo. Un recorrido más que un destino.

Listado de participantes:

Amparo Pérez Villar
Aurora Gorrión
Celsius Pictor
Cristina Carroquino
Erre Gálvez
Eugenia Conde
Eva Cruz
Ginexín
Juan Carlos Monroy
Juan Vidaurre
Maite Ortega
Marisa Maestre
Miluca Sanz
Raúl Gil
Sobelman Cortapega

Virginia Losada

El tren recorta el paisaje ramificándolo. Geometrías nudosas, raíles cremallera y un pentagrama de vías donde gravilla, latas desdentadas y monedas aplastadas dan la nota. Con un pantógrafo es posible reducir una locomotora a formato zapato.

El reloj se ha tumbado.

Los sombreros se saludan. Confín como partida y una orfandad de echa sin blanco.

Los asientos evocan líneas, números y rostros de viajeros involuntarios.

Suspiros acumulados en las ventanillas.

Languidece el horizonte en las pupilas de Juan Rulfo. Algunos senderos se rozan cielo a través.

Parpadea el candil. Guardacoches y fantasmas. Karénina pasea con Garbo por el andén. Aleteo de papeles amarillo zinc. Jugar a estatuas y actitudes junto a las traviesas.

Viajar con un billete de lotería. Añadir al combustible un filtro amoroso. El ilusionista sacude su capa de humo.

Mapas zurcidos en maletas de cartón. Un acordeón jadea entre los vagones.

De la caseta de pájaro asoma la guardesa mientras el guardagujas contempla el paisaje inclinado a través de una tela de araña. El convoy-góndola trae postales desde París.
En la catenaria se ha enredado una cometa y en el vagón de cola una niña deshoja una guía de aves migratorias. Encuentros breves y una cicatriz de adioses en el aire.
Atravesar de un bostezo el túnel aguantando la respiración mientras el cíclope guiña el ojo incrustado en la roca.

La noche tiene ojeras de hollín. La luna rueda por los rieles recortando la sombra de los viajeros. Lo inesperado aguarda. Obra de Juan Vidaurre para la exposición 26Fe.

Cristina Carroquino.

 

 

La Sociedad de Collage de Madrid son unas pocas personas que recuperan trozos de papel impreso y objetos. Juegan con el azar, con lo encontrado y con lo que ya nadie quiere. Han sido vistos en parques, plazas y bares armados de tijeras, cola y estiletes capturando sueños a golpe de papel cercenado.

Se les oye discutir de lo digital y lo analógico, reverencian a las vanguardias, saben que su tiempo no es este e ignoran el desdén que les dedican las artes con mayúscula… aceptan que su lugar está en las cuevas de la cultura y los garitos, y solo a veces, si les dejan, aparecen sus piezas en los templos del arte y los museos. Lo festejan y lo agradecen, pero saben que no es su lugar. Aún no.

Cuentan quienes les han visto que, en su pausada carrera hacia la presbicia, el brillo de sus ojos se refleja en el acero de sus tijeras cuando aparece la combinación perfecta de elementos, y lo celebran susurrando… si usted se cruza con ellos no muestre condescendencia, ellos creen en ello… son la Sociedad de Collage de Madrid.