Dollhouse // Fardou Keuning

A partir del 8 de Agosto .

Hice por primera vez una criatura de tamaño real de papel maché, madera, pelo y yeso durante mis estudios en la academia de arte en Ámsterdam. Cuando lo acabe pude saludar a alguien, a un ser.

Me doy cuenta cuando una criatura esta hecha, independientemente que le falte un brazo o una pierna, y me llena de alegría, incluso si es un ser negativo. Siempre les saludo y les bailo. Ahí empezamos a conocernos. Cree más muñecos, más criaturas y empece a hablar con ellos. Poco a poco llegue a tener un gran grupo de creaciones hechas a mano, compuestos de varios materiales y siempre de tamaño real. Algunos llegaren a ser una extensión de mi propia familia y al resto los considero amigos. Mis rituales y conversaciones con ellos les llaman “performance”.
Cuido de mis muñecos, les doy de comer y les organizo un hogar. Llegaron a residir en centros culturales y museos, donde se empeñan en llamarle a su estancia “instalación”. Hemos mudado con frecuencia, a varios países y a varios museos. Mis criaturas son frágiles y los viajes y los cambios obviamente les afectan. Tuve que dejar amigos detrás, porque no les podía llevar conmigo. Algunos se quedaron en Tanzania, Argentina y Países Bajos. Antes de separarnos nos hacemos fotos. Para tener un recuerdo del momento, de la “instalación”, de mi diálogo.
Instalación, escultura, performance, fotografía y pintura. Una combinación de la cultura Pop y las culturas más antiguas como el animismo o el vudú. Me dejé inspirar por la sería de muñecos vudú haitianos de Marianne Lehmann, el libro el imperio de la muerte de Paul Koudounaris, la fiesta de los muertos Mexicano y por los artistas David laChapelle, Kienholz, James Ensor y Ryan Trecartin. Intenté volver a la base, al comienzo. A la idea que la materia puede tener alma. El concepto del animismo como clave para crear arte. Pensando que puedes crear algo con un alto nivel de vibraciones. He intentado capturar un momento donde he dado vida al material, a una representation de una figura humana, de un idea de un compañero imaginativo, de un ser de otro nivel energético. ¡Espero que os posea la gana de saludar y bailar!
Fardou Keuning