El bosque de los abatidos // Jaqueline Bonacic-Doric // Escultura

yakyweb01

Exposición //  Escultura // Realizada en residencia en La Neomudéjar.

Jaqueline Bonacicdoric ha desembarcado de nuevo en La Neomudéjar, su sola presencia de mujer, contundente, diferencial y creadora nos abruma y acompaña a forjar un discurso necesario para enaltecer el trabajo artístico que defendemos en este centro de vanguardia.
Jaqueline ha planteado una residencia que se desarrollará durante varios meses en los que la artista ahonda en el complejo entramado visceral del miedo. El miedo es un tema universal, asociado a lo más primario de nosotros mismos como seres, no ya humanos, sino seres celulares. El miedo es un estado de alerta, un estado de claridad y confusión un estado de contradicción aparente en el que nuestros sentidos se abren, están y permanecen alerta para recibir todo de todos. Desde estas premisas la artista propone un trabajo escultórico que ahonde sobre lo totémico de ese estado de conciencia.

Componer y germinar el miedo en volúmenes creados con los restos de las miserias que alimentan ese miedo, reciclando objetos, enseres, prendas, la artista ha realizdo un Bosque en la Hojalatería de La Neomudejar. El Bosque de los Abatidos, de los héroes, del miedo el cual podemos recorrer, inspeccionar o transgredir. El jardín de los miedos perdidos, es ese lugar donde el artista ha depositado su lado más chamico y ancestral de la indígena, del pueblo originario, del pueblo no contactado que es en sí el lugar donde habitan los miedos.

Hacerlos visibles, nos ayuda a ser cada día más humanos, más sabios y menos egoístas.

La Neomudéjar